Physical care 27.jpg

Medicina del deporte

Para más información contáctanos

En cualquier momento del año, quizás te hayas propuesto retomar la actividad deportiva. Antes de volver a hacer ejercicio, es recomendable hacerte una revisión médica deportiva, sobre todo si llevas mucho tiempo sin practicar tu deporte favorito.

Puede incluso que, en su momento fueras una persona muy activa pero que, por distintos motivos, tuvieras que abandonar el ejercicio físico por un tiempo. 

Sea cual sea tu caso, es habitual que durante las primeras semanas no te falte motivación para ir a entrenar. Sin embargo, este entusiasmo inicial puede jugarte una mala pasada si acabas forzando demasiado tu cuerpo o te fijas retos demasiado ambiciosos teniendo en cuenta tus condiciones físicas actuales.

Por todo ello, si has decidido iniciarte en el deporte de una vez por todas, retomar tus entrenamientos después de un periodo de inactividad o simplemente quieres conocer tu capacidad física, para evitar riesgos, lo más recomendable es que te hagas una revisión médica deportiva

 

 

  ¿En que consiste una valoración médico deportiva? 

 

 

Nadie pone en duda los beneficios que el deporte tiene tanto para la salud física como mental. Sin embargo, el ejercicio físico no está exento de riesgos, sobre todo cuando no se hace de forma supervisada por un profesional o se lleva al cuerpo al límite de sus posibilidades. 

Además, en ocasiones puede haber enfermedades que no han sido detectadas con anterioridad y que pueden contraindicar la práctica deportiva o bien hacer necesaria la adopción de una serie de medidas preventivas, que permitirán realizar ejercicio físico de forma segura y con bajo riesgo de lesiones.  

En ese sentido, las revisiones médicas deportivas son de gran utilidad al estar dirigidas fundamentalmente al estudio del sistema cardiovascular y el aparato locomotor.  Así pues, estos chequeos médicos deportivos tienen como principal objetivo detectar posibles anomalías cardíacas que pudieran conllevar a un riesgo de muerte súbita al hacer un sobreesfuerzo.  En cuanto al aparato locomotor, en estos reconocimientos también se valora la fuerza y la movilidad de los diferentes grupos musculares y articulares, además de la integridad de ligamentos y tendones. 

 

Cabe destacar que estos chequeos los llevan a cabo especialistas en cardiología, medicina del deporte y traumatología y se adaptan a cada persona según su edad y la exigencia de la actividad física y, de hecho, también existen revisiones médicas deportivas para niños y niñas.

Además de profundizar en la historia clínica personal y las exploraciones físicas pertinentes, estos reconocimientos pueden incluir pruebas diagnósticas tales como analíticas de sangre, una antropometría, una ergometría (prueba de esfuerzo), una ecocardiografía o un Holter-ECG (electrocardiograma de 24 horas).

Gracias a estos chequeos deportivos, en Physical Care se obtiene una recomendación personalizada sobre la práctica deportiva más adecuada para la consecución y el mantenimiento de un óptimo estado de salud. 

Por todo ello, si has decidido incluir, de una vez por todas, el ejercicio físico en tu día a día, no dudes en consultar con nosotros sobre la conveniencia de realizar una revisión deportiva antes de empezar con los entrenamientos.

Agenda tu cita