Physical care 1.jpg

Fisioterapia en piso pélvico

Para más información contáctanos

Hasta hace muy poco el suelo pélvico era un tema desconocido. Hoy en día se conoce más información y se le da más importancia en el plano de la salud física.

Los métodos y formas para mantener tonificados y saludables estos músculos, sobre todo durante el postparto, son cada vez más populares.

 

La Fisioterapia, aporta distintas formas de tratar la debilidad de los músculos del suelo pélvico durante el postparto. Y ha identificado cuáles son los trastornos más frecuentes tras el parto, relacionados con el suelo pélvico.

 

  ¿Qué es el suelo pélvico?

Se conoce con el nombre de suelo pélvico al conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior.

 

El suelo pélvico cumple la función de sostener en la posición adecuada a los órganos pélvicos: vejiga, uretra, útero, vagina y recto. Este soporte que el suelo pélvico otorga hace que dichos órganos funcionen de forma correcta

 

Cuando el suelo de la pelvis se encuentra fuerte y tonificado en el embarazo se ayuda a controlar el esfínter urinario y anal. Otra de sus funciones es soportar el peso del bebé y ayudar a empujarlo a través de la vagina en el momento del parto.

 

La fisioterapia ayuda de forma terapéutica a ejercitar y rehabilitar los músculos de esta zona. El suelo pélvico puede fortalecerse y recuperar su tonicidad ocasionada ya se por el embarazo, la obesidad, el estreñimiento crónico, los cambios hormonales de la menopausia o la edad avanzada, entre otros.

 

Un correcto estado de salud del suelo pélvico será fundamental durante el postparto y a lo largo de toda la vida, evitando molestias, incontinencia y disfunciones. Por lo que es adecuado acudir a un especialista para conocer una rutina de ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico.

Más especialidades
Agenda tu cita